viernes, 18 de marzo de 2016

Himno Jubileo de la Misericordia

Estamos en el Año de la Misericordia y se ha editado un himno para conmemorarlo que lleva por título Misericordes sicut Pater! (Misericordiosos como el Padre), que me ha parecido oportuno compartirlo pues transmite una paz y recogimiento muy apropiados para este tiempo.

El Himno se inicia con las palabras Misericordiosos como el Padre, que es el lema del Jubileo, inspirado en el Evangelio de San Lucas (6,36). El canto presenta una estructura trinitaria – en sus tres primeras estrofas – y la invocación a la paz en la cuarta y última estrofa. 


 
La primera estrofa resalta la sabiduría con la cual Dios Padre ha creado el mundo, ha guiado a su pueblo a lo largo de la historia, y acoje y perdona a sus hijos. En la segunda estrofa se alaba a Dios Hijo, “luz de los pueblos”, que ama a las creaturas con un “corazón de carne”.

La alusión al Espíritu Santo lo encontramos en la tercera estrofa, donde se invoca sus “siete santos dones”. Finalmente, en la última estrofa se pide la paz de Dios y la llegada del nuevo cielo y la nueva tierra.

Entre la muchas versiones disponibles he seleccionado dos. La primera con imágenes de las obras de misericordia y la segunda con la letra en latín y español. Si sólo interesa la letra del himno, va al final del artículo.


Primera versión:


Segunda versión:

 

Letra del Himno:

Coro: Misericordes sicut Pater (Misericordiosos como el Padre)


1. Demos gracias al Padre, porque es bueno
in aeternum misericordia eius;
(porque su misericordia es eterna)
ha creado al mundo con sabiduría
in aeternum misericordia eius;
conduce a su pueblo en la historia
in aeternum misericordia eius;
perdona y acoge a sus hijos
in aeternum misericordia eius;

2. Demos gracias al Hijo, luz del mundo, in aeternum... ;
que nos ha amado con un corazón de carne, in aeternum...;
lo que de Él recibimos, a Él se lo ofrecemos, in aeternum...;
que nuestro corazón se abra a quienes tienen hambre y sed, in aeternum...;

3. Pidamos al Espíritu sus siete Dones sagrados, in aeternum...;
Fuente de todo bien, dulce consuelo, in aeternum...;
confortados por Él, ofrecemos consuelo, in aeternum...;
el amor espera y todo lo soporta, in aeternum...;

4. Pidamos la paz al Dios de toda paz, in aeternum...;
La tierra espera el evangelio del Reino, in aeternum...;
gracia y alegría a quien ama y perdona, in aeternum...;
habrá un cielo nuevo y una tierra nueva, in aeternum...;

Taller de Oración

lunes, 4 de enero de 2016

Feliz año 2016

Iniciamos año y con él van nuestros mejores deseos para todos los amigos del Taller de Oración.

Comparto este video que resume de forma acertada estos mejores deseos. 


¡Ojalá que estos deseos se hagan realidad en nuestras vidas! 
Esa luz que se enciende en nuestros corazones es la del Niño Jesús que renace y nos llena de gozo y de ilusión. 
¡¡Feliz año!!

Taller de Oración