martes, 15 de mayo de 2012

Encuentro con el Espíritu Santo

Desde el día de Pentecostés, el Espíritu Santo es una realidad que nos acompaña continuamente aunque no nos demos cuenta.

La idea de esta dinámica es sobre todo meditar acerca la acción del Espíritu Santo en nosotros, y aprovecharlo para moverse con soltura por los libros del Nuevo Testamento que hacen referencia a El. 

==================================
Dinámica: El encuentro con el Espíritu Santo

Objetivo: 1) meditar sobre la acción del Espíritu Santo en nosotros
2) adquirir soltura en el manejo del nuevo testamento. 

Material: Nuevo Testamento y fotocopia del cuestionario adjunto para trabajar sobre él. 

Duración: Entre 30m. y una hora de trabajo personal. Puesta en común opcional.

Realización sugerida: 
En primer lugar se da una sencilla charla sobre el Espíritu Santo y el papel que desempeña en la Iglesia.
Se reparte fotocopia del cuestionario adjunto y se deja un tiempo de trabajo y meditación personal.
Es conveniente hacer una puesta en común del grupo para ver la riqueza que efectivamente otorga el Espíritu cuando nos ponemos en disposición. 


Cuestionario: 

1) Describir el papel que juega el Espíritu Santo en los primeros cristianos.

2) ¿Cómo se muestra el “poder del Espíritu Santo”?

3) ¿Dónde reside la esperanza de los primeros cristianos?

4)  ¿Qué frutos produce el Espíritu Santo?

5) ¿Es fácil oír la voz del Espíritu y dejarse llevar por ella? 

Textos de consulta: 

Hc 1; Hc 2; Hc 5, 29-32; Hc 8; Hc 24, 1-21; Rom 8, 1-17; 2Cor 4, 7-18; Ef 1, 14-21; Ga 5, 16-26.

Para meditación personal: 

La Escritura nos describe muchos datos de la acción del Espíritu Santo en las primeras comunidades. 
¿Cómo se traducen las realidades antes descritas en mi vida? 
¿Qué me aporta la vida del espíritu en mi realidad cotidiana? 
¿Soy capaz de superar el conformismo que me limita? 
¿Dónde centro mi esperanza?


Taller de oración

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada